post-image

Vivo y Oppo, las dos marcas del casi desconocido fabricante chino BBK Electronics Corporation, siguen devorando el mercado de los teléfonos inteligentes, para dar caza a los gigantes Apple y Samsung.

Pese a que su apertura internacional es aún muy tímida, y basan todo su potencial en el mercado chino y del sureste asiático, Vivo y Oppo obtuvieron los mejores resultados en el segundo trimestre del 2017, con aumentos interanuales de ventas del 70,8 por ciento y 44,1 por ciento, respectivamente, según las cifras de la consultora especializada Gartner.

En este segundo trimestre, Oppo se aseguró su posición de liderazgo en China, mientras que Vivo mantuvo el segundo lugar, pero vio incrementar notablemente sus ventas internacionales.

Conjuntamente, ambas marcas ya representan un 13,7 por ciento del mercado mundial de smartphones, por encima de Apple, que posee el 12,1 por ciento, y de Huawei, con el 9,8 por ciento, y solo superado por Samsung, que, con el 22,5 por ciento de cuota, es el mayor fabricante de móviles inteligentes del mundo.

Hay que tener en cuenta que BBK también fabrica los OnePlus, aunque sus ventas no se detallan en la lista de Gartner.

La fortaleza de Oppo y Vivo se entiende porque China y los mercados emergentes de Asia y el Pacífico, donde ambas operan, ya representan casi la mitad de las ventas mundiales de teléfonos inteligentes.

Las ventas de Samsung crecieron un 7,5 por ciento interanualmente, después de tres descensos consecutivos.

Oppo aseguró su liderazgo en China mientras que Vivo siguió en el segundo lugar

La compañía surcoreana había sido duramente golpeada por el fiasco del Galaxy Note 7, pero sus nuevos modelos estrella, Galaxy S8 y S8 +, han conseguido recuperar la demanda de sus teléfonos de alta gama.

La consultora espera que, a pesar de la creciente competencia de marcas chinas como Huawei, Oppo y Vivo, Samsung registre crecimiento en el conjunto del 2017.

En el lado opuesto, pese a que se quitó 3,3 millones de iPhone de inventario de unidades antiguas, las ventas de Apple fueron planas en el segundo trimestre (-0,2 por ciento).

Gartner pronostica que el nuevo sistema operativo iOS 11, el cual incluirá realidad aumentada, aprendizaje automático, un Siri mejorado y un nuevo diseño de pantalla, probablemente impulsará las fuertes ventas del iPhone en los mercados emergentes.